* Por Camilo Molas y Marian Bustos Mura. Cifras alarmantes movilizan a mujeres cis, trans, travestis, lesbianas, bisexuales y no binaries de la ciudad de Alta Gracia, a la indispensable construcción de un futuro feminista y equitativo para la ejecución de los Derechos Humanos. En ese camino, sin importar el abrumador calor, la Asamblea Feminista de Paravachasca reunió en la tarde del viernes 25 de noviembre a unas 70 personas en la explanada del Museo de la Estancia Jesuítica para movilizarse en el marco del #25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género.

Toma de conciencia

La visibilización se reconocía en las personas que vestían de negro y llevaban carteles, alertando con frases como «mamá no te preocupes, no ando sola» y «nos quitaron tanto que acabaron quitándonos el miedo».

Existe una real necesidad de una Reforma Judicial con perspectiva de género, que tenga presencia territorial, acompañantes comunitaries y profesionales estatales capacitades para derivar y articular con otras instituciones, quitar obstáculos y brindar trato digno a les personas en situación de violencia. Para que en el momento en que se animen a hablar, sus denuncias sean tomadas de forma inmediata y se abran investigaciones rigurosas y con perspectiva de género. Es de carácter urgente que esta modalidad se implemente, ya que la cifra promedio en Argentina es de un femicidio cada 24 horas y de une persona trans cada 96.

Lucha colectiva

El recorrido de la marcha tuvo despliegue desde calle Belgrano, rodeando Plaza Solares y culminando con una intervención en la esquina de Lozada y España.

En esa esquina se encuentra situado en la plaza un banco pintado de color rojo, que forma parte de un proyecto cultural que busca concientizar sobre la violencia de género y que fue inaugurado a un año del femicidio de Aydée Palavecino, a quien su ex pareja fue arrebató la vida. Velas de color violeta fueron encendidas en símbolo y conmemoración de las víctimas de feminicidios que a diario se cometen en nuestro país.

Decimos BASTA

NiUnaMenos es un tema incorporado en la agenda política y social, en demanda por mayores esfuerzos para entrelazar Estado – Sociedad y alcanzar acciones concretas y políticas activas. La prevención no es suficiente, las sanciones y erradicación son escasas, y la justicia sigue siendo cómplice del sistema heteropatriarcal que oprime a las mujeres y disidencias, y peor aún, muchas veces terminan con sus vidas.

Por todes les que ya no tienen voz

Para recordarlas y mantener la memoria presente sobre quienes sufren violencia patriarcal, machista y misógina; a continuación se mencionan los nombres de víctimas de femicidios en la región:

Silvia Costamagna PRESENTE
Verónica Presón PRESENTE
Valeria Villarreal PRESENTE
Johana Altamirano PRESENTE
Ana Rosa Barrera PRESENTE
Deolinda Díaz PRESENTE
Silvia Maddalena PRESENTE
Aydée Palavecino PRESENTE

¡Basta de femicidios y transvesticidios!

Las mariposas

A continuación, se reproduce el poema «Las mariposas» de Susy Espeche, que fue leído en la movilización del 25 de noviembre en Alta Gracia y que homenajea a las hermanas dominicanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, por cuyo triple femicidio se estableció esta fecha como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género.

Ellas se atrevieron,
allí donde las flores se ausentaban
en la noche oscura de los cincuenta
en que reinaba la pura dominación patriarcal-
Ellas, las mariposas azules,
derramaron el polen
que acumularon tantos años de olvido
y exclamaron por tantos derechos postergados-
Y fueron viento y calma
y fueron luna y sol
y fueron sombra y luz-
Ellas bordaron con hilos dorados
el camino de las almas libertarias
iluminando tantas noches de insomnio

Corría un trágico noviembre
cuando fueron silenciados sus gritos
por los brazos asesinos
de una feroz dictadura sangrienta-
Gritos que el tiempo no pudo acallar,
sino que surcaron los mares,
y se esparcieron por el mundo,
haciendo oír el lamento de tantas
y tantas mujeres abandonadas a su triste suerte

Ellas, las mariposas multicolores,
aparecen en las tardes primaverales de noviembre,
y se posan en los hombros de las mujeres trabajadoras,
de aquellas que claman por sus hijos hambrientos,
de aquellas que aun sufren el atraso y el maltrato,
de tantas mujeres que lloran en las noches
y adquieren fuerzas por las mañanas
para salir a ganar el pan de cada día-
Por ellas, por todas ellas,
y por las tantas enamoradas de siempre,
despliegan en las tardes su vuelo las mariposas,
derramando el néctar de las flores
acumulado en tantos y tantos años
de injusta opresión arcaica

Fotos: Claudia Villarreal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here