A través de una nota firmada por Facundo Arzamendia, el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación aprovechó el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para exigir la reglamentación de la Ley de Equidad de Medios. «La deuda es con nosotres» se titula el artículo en cuestión, que se reproduce a continuación.

Este viernes 25 de noviembre se conmemoran 42 años del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que busca visibilizar, sensibilizar y denunciar las violencias fundadas en la desigualdad de género en todo el mundo y apoyar a las mujeres y a las disidencias en su lucha por la equidad y el derecho a una vida libre de violencia.

La fecha fue creada en homenaje a las hermanas activistas de República Dominicana, Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, quienes fueron encarceladas, violadas, torturadas y asesinadas en 1960 por orden del dictador dominicano Rafael Trujillo. En ese momento, las tres hermanas tenían entre 25 y 36 años, cinco hijos en total y contaban con una década de activismo político.

En Argentina, según el último informe de la organización Mumalá, hasta el 19 de noviembre se contabilizaron 208 femicidios, es decir, una mujer fue asesinada cada 37 horas. De ellos, 171 son directos, 7 están vinculados a niñas/mujeres, 2 involucran a niñas/mujeres por interposición en el hecho violento, 20 son de niños/varones y 8 son trans/travesticidios. Además, en el 53% de los casos, las víctimas eran jefas de hogares y madres. Incluso, mientras escribimos este comunicado es hallado el cuerpo de Eliana Pacheco, quien era buscada desde el domingo, en un zanjón, en La Plata.

Por otro lado, un informe realizado por los SRT, revela que en lo que va del año 22 mujeres fueron asesinadas en la provincia de Córdoba, un 50% más que en todo 2021. Una de las particularidades que refleja el relevamiento, sostiene que la gran mayoría de los femicidios ocurrieron durante los días sábados y domingos. Asimismo, los datos informan que hay curvas de riesgo significativas durante el año: enero y octubre son los meses con cifras más altas, de 8 y 5 femicidios respectivamente.

Desde el Círculo de la Comunicación y la Prensa de Córdoba (Cispren) ratificamos nuestra lucha por construir una sociedad plural y equitativa, donde las mujeres y las disidencias podamos decidir sobre nuestros cuerpos y desarrollar nuestras vidas en espacios libres de violencias. Y para ello es urgente que podamos acceder a los derechos conquistados a través de leyes, como la Ley de Equidad de Género en los Medios, sancionada en junio de 2021 y aún no reglamentada.

Exigimos al Gobierno nacional su urgente reglamentación e implementación para poder promover la igualdad de derechos, oportunidades y trato de las personas en los servicios de comunicación públicos y privados, sin importar su identidad de género, orientación sexual o expresión de género.

Recordamos también que en los medios estatales es obligatoria una representación equitativa de los géneros, la cual debe aplicarse sobre la totalidad del personal, así como también deben garantizar al menos el uno por ciento de representación de personas travestis, transexuales, transgéneros e intersex. Para los medios de comunicación privados tienen un incentivo, ya que quienes obtienen el certificado de equidad, tendrán preferencia para la asignación de publicidad oficial.

La reglamentación e implementación de esta ley aporta a que los medios sean más inclusivos, plurales y libres de violencias.

En ese marco, adherimos también a lo enunciado este 25N por la Asamblea Ni Una Menos Córdoba y denunciamos que la crisis económica, social y política que atraviesa nuestro país afecta doblemente a mujeres y disidencias, así como también a sus hijes.

Desde el Cispren responsabilizamos al Estado nacional, a los gobiernos provinciales y municipales de los femicidios, transfemicidios y travesticidios. La falta de presupuesto y el ajuste repercuten en nuestros cuerpos por eso decimos que “La deuda es con nosotres” y rechazamos el acuerdo con el FMI; pedimos la destitución de jueces y funcionarios que amparan las violencias machistas; exigimos el pase a planta de las trabajadoras monotributistas que el Gobierno de Córdoba precariza; y pedimos la urgente liberación de las mujeres presas mapuche, perseguidas por defender territorios ancestrales.

Por medios de comunicación libres de violencias, plurales, equitativos, diversos, y donde quepamos todes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here