Entrevistado en «Que No Se Te Escape», el director de Políticas Sanitarias de Alta Gracia, Martín Cugno, destacó que el número de fallecidos por Covid 19 de estos días en la ciudad, representa un porcentaje ínfimo respecto de una cantidad de contagios que en 30 días suma lo mismo que en el resto de la pandemia.

«Se espera para mediados de febrero un descenso definitivo de los contagios», anticipó esperanzado Cugno, quien explicó que las personas fallecidas que se observan a diario en los reportes oficiales, corresponden a personas que se contagiaron 15 o 20 días atrás, cuando se alcanzó el pico de la variante Ómicron.

«Obviamente que una persona fallecida es para preocuparse y hay que ocuparse, pero en relación a la cantidad de casos abismal que hemos tenido, el número de fallecidos no es significativo», destacó. «Desde que comenzó la pandemia hasta mediados de diciembre, en Alta Gracia tuvimos cerca de once mil casos y desde mediados de diciembre hasta hoy se volvieron a repetir esos once mil casos. Hemos tenido la misma cantidad de casos en estos últimos 30 o 40 días que en todo el resto de la pandemia. Eso hace que hace que aunque sea un porcentaje mínimo, el número de fallecidos crezca. Es el arrastre del pico de contagios», completó.

Asimismo, subrayó Cugno que «el factor común de las personas fallecidas es que son mayores de 70 años, que tienen comorbilidades y que no tienen la vacunación completa. De hecho, más de la mitad de los fallecidos ni siquiera se había colocado una dosis. El resto tenía la vacunación incompleta; les faltaba el refuerzo o la segunda dosis».

Remarcó que «las vacunas están funcionando» y que si bien con ellas no se evitan los contagios, «se ve en la práctica que con la vacunación se evitan complicaciones e internaciones«. Y graficó que sin la vacunación, el sistema de salud no habría podido contener tantos contagios en tan poco tiempo: «Lo está haciendo con mucho esfuerzo, con una ocupación de camas alta, de un 70 u 80 por ciento. Sin la vacunación, esto hubiera sido imposible».

Nuevos protocolos

Acerca de las nuevas medidas tomadas en los diferentes niveles del Estado, que modifican el tiempo de aislamiento para personas contagiadas, se explayó Cugno: «Ómicron tiene un período de incubación más corto; en dos o tres días podemos empezar a tener síntomas, diferente a las variantes anteriores en las que se demoraban cinco o siete días en llegar los síntomas a partir de que nos contagiábamos. Con las vacunas, tenemos un período de cursado de la enfermedad de dos o tres días, se acortan las posibilidades de contagio. Por eso se cambiaron los protocolos de contacto estrecho y aislamiento. Son cinco días de aislamiento para la persona positiva, asintomática y con vacunación completa. En tanto, para la persona vacunada de manera completa y con síntomas, se agregan dos días más. Y a la persona que no tiene la vacunación completa y está con síntomas, les pedimos que se quede diez días aislados».

Y completó, destacando la descentralización que permite la vacunación y testeos en farmacias, laboratorios y entidades privadas: «Que las farmacias empiecen a vacunar y que podamos testear en otros centros de salud privados, y que pueda existir el autotest, lo vemos con muy buenos ojos porque nuestra tarea como atención primaria no es sólo el Covid 19«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here