El sábado 25 de junio, la familia de un hombre de 81 años que se encontraba internado en el Sanatorio Alta Gracia, tras encontrarlo atado de pies y manos en su habitación, y recostado sobre la parrilla de una cama; denunció al nosocomio en la Unidad Judicial por «delito contra la vida» y logró, con ayuda de la Municipalidad, su traslado a la Clínica Vélez Sarsfield de Córdoba.

Según narró Walter Rossi, uno de los hijos del hombre a diariotortuga.com, el paciente sufre una neumonía que se agravó, precisamente, porque desde el Sanatorio no se lo diagnosticó a tiempo. Asimismo, indicó que la internación se debió a la insistencia del centro de salud, pese a que la familia no estaba convencida de esa decisión.

El hombre fue internado el jueves 23 de junio y según Walter Rossi, la familia estuvo permanentemente yendo al nosocomio a interiorizarse sobre su estado de salud; pero en el lugar se dispuso su aislamiento ante el riesgo de que pudiera estar contagiado de Covid 19.

El sábado 25, uno de sus hermanos estaba con su esposa y subieron para intentar verlo. «Escucharon gritos y al entrar a la habitación se encontraron con que estaba acostado en el esqueleto de fierros de la cama, atado de pies y manos», relató Walter Rossi. «Entró la enfermera corriendo para quererlo desatar y mi hermano le dijo que no lo tocara», completó.

En ese momento, tomaron fotos y registraron la situación en vídeos que al subirse a las redes sociales, provocaron inmediata indignación en vecinas y vecinos de la ciudad. Asimismo, contó Rossi, conversando con otros pacientes, descubrieron que podría haber situaciones similares que podrían llegar a denunciarse en los próximos días.

El asesor Letrado de la Municipalidad, Daniel Villar, consultado por este medio, explicó que por indicaciones del intendente Marcos Torres, se acompañó a la familia para que se incorporaran a la causa como querellantes.

Asimismo, tras la autorización brindada por el fiscal Diego Fernández, en la medianoche del sábado se dispuso el traslado del paciente a la Clínica Vélez Sarsfield de Córdoba, donde fue estabilizado.

Villar detalló que la denuncia es por «malos tratos, que está dentro del capítulo de Delito contra la Vida, porque hay una vejación, un sometimiento de la persona contra su voluntad».

En tanto, el ministro de Gobierno Facundo Torres, según Villar, comunicó la situación al Registro de Unidades de Gestión de Prestaciones de Salud (RUGEPRESA) para que se dispongan las investigaciones pertinentes.

La familia del hombre aseguró que pidieron hablar con el director del nosocomio «y nadie dio la cara». Consultadas por diariotortuga.com, las autoridades adelantaron que emitirán un comunicado oficial para expresarse sobre este tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here