Tras dos años de pandemia, entre el 8 y el 10 de octubre se llevó adelante en la ciudad de San Luis el 35º Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias, que contó con la participación de unas 120 mil personas. San Carlos de Bariloche fue elegida como la próxima sede. En esta nota se da cuenta del evento con testimonios altagracienses.

La Agencia FARCO, a partir del reporte de comunicadoras de diversas radios comunitarias del país, graficó el Encuentro de la siguiente manera: “Dos años de pandemia se hicieron sentir en la cantidad de mujeres y disidencias que transitaron las calles de la capital puntana y de las ciudades periféricas que sirvieron de alojamiento y espacios de recreación y paseo para quienes por primera vez tenían un acercamiento a las sierras y altos de agua que tiene la provincia”.

Una centena de talleres, actos y actividades artísticas nutrieron un evento que tuvo a su disposición 66 escuelas y cinco clubes. Repasa la Agencia FARCO que también “se reacondicionaron 15 espacios de fábricas en desuso para la implementación de comedores con instalación eléctrica y más de 250 dispensers con agua frío/calor”.

Este Encuentro, vivido en territorio huarpe, ranquel y comechingón, fue el primero en llevar como nombre institucionalizado «Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Intersexuales, Bisexuales y No Binaries»; retomando el debate de los anteriores en Chaco, Trelew y La Plata.

Algunos de los reclamos que escucharon con fuerza durante el Encuentro fueron la aparición con vida de la niña puntana Guadalupe Lucero y del joven varón trans Tehuel de la Torre.

Se realizó la ya tradicional y multitudinaria marcha contra los transfemicidios y travesticidios, y hubo diversas muestras de apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández, que el pasado 1º de septiembre sufrió un intento de magnicidio en la puerta de su casa.

Voces desde el Tajamar

Saira Asúa, referenta de Barrios de Pie en Alta Gracia, en diálogo con Radio Tortuga 92.9, contó que a último momento decidió sumarse al Encuentro Plurinacional junto a un grupo de compañeras del Área Local de Escucha Activa (ALDEA) que sostienen desde su organización.

Destacó que “hubo una gran presencia de nuestro Valle (de Paravachasca) en San Luis” y subrayó la emoción que implica cruzarse en estos encuentros multitudinarios con compañeras de diversas organizaciones con quienes se comparte el territorio de lucha.

Anahí Becerra es presidenta del Centro Vecinal de los barrios San Martín y 25 de Mayo. En su caso, es la primera vez que participa de uno de estos encuentros. “Decidimos ir a San Luis porque era cerquita y conseguimos dónde dormir”, indicó.

Subrayó en primer término la “linda experiencia” de participar de un encuentro tan “colorido y diverso”.

Acto seguido, enfatizó la importancia de encontrar en cada mesa de trabajo y taller temático, un ámbito abierto donde “se podía compartir experiencias”. Y reforzó la idea: “No es que alguien daba una clase; lo que cada una llevaba se compartía y se enriquecía con las otras”.

Asúa coincidió con este punto, cuando señaló que “el Encuentro busca que cada una de las identidades de mujeres y disidencias, y cada una de las luchas, estén representado en un taller con más de 100 compañeras con ganas de debatir y aportar”.

Consultada sobre lo que brinda el Encuentro para transmitir al territorio en el que se milita habitualmente, Asúa manifestó: “Lo más importante de los encuentros es la energía con la que se vuelve. Te renueva. Nuestras pequeñas luchas, nuestra pequeña consejería, nuestra pequeña marcha, las actividades que hacemos todos los días, se hacen también en cada uno de los pueblitos y ciudades del país a través de un montón de organizaciones. Si bien hay demandas que no son iguales, hay sí una lucha transversal que es la transformación social desde el feminismo”.

Y concluyó que la diversificación y el crecimiento constante del Encuentro debe llevar a que “en todos los espacios de decisión y toma de poder haya una compañera discutiendo cómo cambiamos esta realidad en la que vivimos”.

La cordillera rionegrina en el horizonte

Pese a que había otras propuestas en pugna, Bariloche fue elegida como la próxima sede del evento. La ciudad rionegrina ya recibió este Encuentro en 1999 y en 2011.

En este caso, pesó sobre la decisión final la situación conflictiva que se viene viviendo en la cordillera rionegrina con los intentos de desalojos a comunidades mapuche; con el reciente operativo del Comando Unificado de fuerzas de seguridad federales y provinciales que derivó en la detención de siete mujeres (dos de ellas lactantes y otra a punto de parir) como punto más cuestionado e incluso que llevó a Elizabeth Gómez Alcorta a renunciar al Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades de la Nación.

En diálogo con las periodistas de FARCO Jorgelina Quinteros y Mayra Santa Cruz, referentas feministas rionegrinas agregaron que el evento en Bariloche está pensado para que sea trabajado también por militantes de otras localidades de la provincia y que pretende además unificar el Encuentro, que este año tiene en el mismo San Luis no sólo la edición reciente sino también una próxima en noviembre.

El movimiento de mujeres se tiene que unir. Este Encuentro ha sido escuela de las luchas en las que se ha avanzado. Es dinámico, ha cambiado su nombre”, concluyeron.

FUENTE Y FOTOS: AGENCIA FARCO, RADIO TORTUGA 92.9 Y BARRIOS DE PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here