En 2021 denunciaron una venta irregular de algunos lotes por parte de la empresa Impetra S.A. y actualmente fueron notificados para que restituyan los terrenos. Se movilizarán este jueves en Tribunales de Alta Gracia. Además solicitan que el Municipio de Anisacate, adhiera al Registro de Barrios Populares (Renabap). 

Vecinos y vecinas del barrio Villa Río de Anisacate se movilizarán nuevamente ante el edificio de Tribunales de Alta Gracia tras recibir la notificación de una demanda. Según expresaron en un comunicado, la nota lleva la firma de Matias Cabrera y en ella “solicita la restitución del territorio, que ha sido vendido de manera fraudulenta con familias dentro, tras un proceso en el que ha quedado más que claro el nivel de especulación inmobiliaria sobre estas tierras por parte de la empresa Impetra”.

“Somos más de 20 familias las que compareceremos ante la justicia, que vivimos en este Valle y muchas hemos construido las viviendas con nuestras propias manos y con los materiales que logramos emplear con mucho esfuerzo y autonomía”, continúa el comunicado. De este modo, las y los vecinos se presentarán en el edificio de justicia local, el próximo jueves a las 9 h, “en defensa del territorio, por una vida y vivienda digna”.

En diálogo con Radio Tortuga 92.9, Lorena, vecina de la comunidad de Villa Río, explicó que recibieron una “demanda reivindicatoria”. “Ellos nos piden que nosotros paguemos lo que ellos consideran que es su territorio o si no que nos vayamos”, precisó la mujer al tiempo que agregó: “Sospechamos que hay un nuevo fraude porque los terrenos fueron vendidos en grupo, como escrituras de 18 o 20 terrenos a un precio menor a su valor impositivo, lo que nosotros consideramos que es ilegal”. 

En este sentido, la vecina recordó que el conflicto con la empresa Impetra S.A., comenzó en 2013: “El programa ADN, de Tomás Mendez, en su momento lo denunció porque los terrenos que son fiscales se compran por licitación pública y esto no fue así”. Tras ello, “los vecinos que estaban viviendo en este territorio fueron presionados por la empresa, hubo un proceso legal y se llegó a un acuerdo”, agregó Lorena. 

Ya en 2021, la comunidad había denunciado una venta irregular de algunos lotes del barrio por parte de la mencionada empresa. “Los terrenos que quedaron tras el acuerdo, que son en los que hoy estamos viviendo porque nosotros estamos haciendo posesión desde menos tiempo, fueron vendidos a otras personas para continuar con el negocio. Entonces como que la mecánica corruptiva sigue”, añadió la vecina.

En los terrenos en cuestión, las y los vecinos no solo edificaron viviendas sino que además construyeron un espacio comunitario y tienen varias unidades productivas que les permiten subsistir. “Ellos no consideran que nada de lo que está construido en estos terrenos tiene valor constructivo para ellos, nosotros hacemos las casas a pulmón, trabajamos en bioconstrucción, hacemos un trabajo fuerte por el ambiente, construimos un espacio comunitario y trabajamos comunitariamente”, explicó Lorena. 

Solicitan que el Municipio adhiera al RENABAP

Según manifestó Lorena, el barrio se encuentra dentro del Registro de Barrios Populares (Renabap), que “nos protege y tiene por objetivo la expropiación por parte del Estado del territorio, la integración sociourbana y distintas obras públicas para mejorar los servicios de la zona”. “No fuimos escuchados por el Municipio cuando les fuimos a pedir que se adhiriera a la ley de Renabap, consideraron que no era necesario y que iba a generar una desigualdad con el resto de los vecinos lo cual creemos que no es así”, enfatizó.

Escuchá acá la entrevista completa 👇

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here