«La partera acompaña un proceso fisiológico, natural, saludable»

0
8

En el marco del Día Nacional de la Partera, que se conmemora desde 1934 cada 31 de agosto, «Que No Se Te Escape» dialogó con Lucía Salas, partera y acompañante de nacimientos, procesos de gestación y puerperios; sobre esta labor ancestral en el presente y la importancia del parto respetado.

Salas introdujo la charla, repasando la historia de esta labor: «La partería es un oficio ancestral que existió desde siempre, cuando las mujeres se encontraban en el momento de traer un hijo al mundo y necesitaban estar acompañadas. En un principio parían solas, pero empezó a pasar que algún bebé necesitaba una asistencia y las mujeres más sabias o con más experiencia, empezaron a acompañar. Y así se fue instalando este rol de las parteras, que a diferencia de la medicina general, nada tiene que ver con procesos patológicos. La partera acompaña un proceso fisiológico, natural, saludable, de la vida que está gestando y del bebé que está llegando. Cuando algo se corre de la salud, entra la medicina con sus saberes».

RADIO TORTUGA (RT): ¿En qué se basa la tarea de la partera?

LUCÍA SALAS (LS): Apuntamos nuestro trabajo a generar un vínculo estrecho con la familia o persona gestante, y a partir de esa disponibilidad de tiempo y espacio, poder abordar un montón de aspectos que van a generar después un proceso saludable, que tienen que ver con la alimentación, con los hábitos de movimiento, con en qué ritmo vivimos la vida. Porque el parto es un proceso que tiene su propio ritmo, que en las instituciones se intenta acelerar o encasillar en cierta forma, pero que sabemos que siempre ha tenido su particularidad. Nuestro trabajo es en lo físico, en lo anímico y en lo emocional. Es un trabajo muy personalizado, acorde a lo que cada familia necesita. Sin importar los resultados y sí pudiendo garantizar la información, para que las personas sepan cuáles son sus derechos y qué elecciones pueden tomar en este proceso. Qué cosa son normales y qué no.

Subrayó Salas que socialmente hay muchas dudas y mucho tabú respecto del parto, y que en las familias, en las escuelas y en los ámbitos comunes no se habla del tema. «Vemos que la consulta médica es un espacio donde hay mucho juicio hacia lo que se está haciendo y no hay mucha contención», apuntó. Y completó: «Las mujeres, hasta que se embarazan, no suelen tener mucha información. Y vienen con mucho deseo de parir, sabiendo que en las instituciones hay porcentajes muy altos de cesáreas».

RT: ¿Cómo es la demanda del parto respetado en casa?

LS: Cada vez es mayor. Tiene que ver con que las mujeres están encontrando un ámbito de mayor respeto, información y contención en esta propuesta; que les asegura un proceso, que viene desde antes y se sostendrá después. A veces en las instituciones es difícil de garantizar porque depende de qué persona está en cada momento. Y en el posparto es muy poquito el acompañamiento en las instituciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here