En la previa del acto en el club Colón, de lanzamiento de la candidatura de Facundo Torres para la Legislatura Departamental, el postulante a la gobernación por Hacemos Unidos por Córdoba, Martín Llaryora, dialogó con la prensa sobre sus aspiraciones y el presente político de la provincia y el país.

En un primer momento, Llaryora ponderó el crecimiento que, según los primeros datos arrojados por el Censo, habría experimentado Alta Gracia y el Departamento Santa María en la última década. Aludió a que el incremento poblacional está relacionado con las certezas que se brindan en infraestructura y responsabilizó por ello a las gestiones municipales de Facundo y Marcos Torres.

“La estadística y el dato matan el relato. Cuando crecés, es porque tenés una política de Estado acorde a los tiempos que corren”, apuntó Llaryora, quien subrayó que la provincia de Córdoba experimentó también un incremento de 400 mil habitantes: “Aún en un país con complicaciones, Córdoba significa una tierra de oportunidades”.

Con el traje de candidato, Llaryora se refirió también a una mirada federal en el reparto de obras, al mencionar: “No tenemos que decirles a las ciudades qué obras vamos a llevar, sino acercarnos con humildad a cada intendente para preguntarle qué obra necesita”.

En otro tramo de la conferencia de prensa, Llaryora ató la crisis provincial a la situación que atraviesa el país. “En el marco de una Argentina sin rumbo económico ni proyección, donde lo público y lo privado no trabajan en conjunto y el subsidio está para el desempleo, no podemos estar mejor, porque nadie se puede desarrollar en una Argentina que no se desarrolla”.

Afirmó en este sentido que en Córdoba hay pobreza “porque estamos en Argentina”. Y agregó, al respecto: “Si Córdoba no estuviera en estas condiciones macroeconómicas, no tendríamos las dificultades que tenemos”.

El desafío de la continuidad

Consultado sobre el resultado en las elecciones en Corral de Bustos el pasado domingo, donde el oficialismo justicialista, con un candidato bendecido por el intendente saliente, perdió con el postulante de Juntos por el Cambio; Llaryora analizó que “el intendente actual tiene una imagen muy grande, con una gran aprobación de gestión, pero no logró trasladar esa imagen” a su postulante.

A propósito de esto, Tortuga le consultó a Llaryora si frente a un escenario en el que muchos jefes comunales e intendentes con largas trayectorias ininterrumpidas no podrán ser reelegidos, teme que puedan darse situaciones similares a la de Corral de Bustos. El candidato eludió hacer un análisis fino y respondió retóricamente que hay que respetar la voluntad popular y que cada localidad tiene sus características.

Sobre el resultado que pueda darse en este Departamento, donde muchos intendentes y jefes comunales decidieron alinear sus comicios a los provinciales, Llaryora manifestó: “Esperamos obtener un triunfo contundente en Santa María”.

Nombres propios

“Cuando se construye una coalición, nadie pierde su identidad. Lo que hacemos es sumar en una Argentina agrietada y dividida por peleas que nos impiden crecer”, afirmó Llaryora respecto de la decisión de sumar a la intendenta radical de Juárez Celman, Myrian Prunotto, como su candidata a vicegobernadora en la fórmula.

A continuación, cuestionó indirectamente a quienes profieren críticas sin tener experiencia: “Entre quienes estamos en gestión, es fácil ponernos de acuerdo en una coalición. Quienes gestionamos, entendemos que el diálogo y el consenso es lo que te lleva adelante y que la grieta es una postura facilista que genera algunos puntos de rating. La capacidad de construir consensos tiene que ser un signo de nuestra generación”.

Llaryora desestimó la posibilidad de medirse en un debate mano a mano con Luis Juez, al expresar que en elecciones en las que hay muchos postulantes, “cuando uno nombra a un dirigente y deja afuera a los otros, es una falta de respeto, porque la democracia se sustenta en que todos puedan presentarse”.

Aclaró que no tiene problemas de debatir, “pero con todas las representaciones políticas”; y advirtió respecto del presunto crecimiento que estarían experimentando las llamadas fuerzas libertarias en las encuestas, que las urnas el 25 de junio dispararán algunas sorpresas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here