* Por Pablo Rodríguez. Matías Cuello tiene 35 años, desde hace una década integra el gabinete municipal de Anisacate, en la actualidad es secretario de Gobierno y se perfila como probable candidato para suceder a Ramón Zalazar en la cabeza del Ejecutivo. En diálogo con el Portal Tortuga, habló de la autovía, el agua, la «re re», el justicialismo cordobés y sus aspiraciones personales.

Si no se modifica la ley vigente que impide que los primeros mandatarios de las localidades cordobesas sean «re-reelegidos», Ramón Zalazar entregará el mando en 2023 tras más de dos décadas al frente de la localidad. Se estima que la renovación devendrá de un escenario político en el que el oficialismo deberá convencer con una nueva figura, frente a una oposición que buscará hacerse fuerte, de la mano de las críticas a la gestión y el posicionamiento de nombres fuertes.

En ese marco, evalúa Cuello que la actual administración viene «cumpliendo los objetivos» que se trazaron en la campaña electoral de 2019. Reconoce, empero, que la pandemia generó una alteración en las metas, aunque se muestra optimista con poder concretar todos los proyectos al llegar al final del ciclo.

Diagnóstico de actualidad

En cuanto a los puntos sobresalientes con los que esta gestión cerrará su ciclo, menciona en primer término a las obras de agua corriente. «Sólo en lo que va del año llevamos 13.000 metros de extensión de red y 500 conexiones», destacó. También se refirió al adoquinado del camino de Costa Azul, la avenida Los Naranjos y el tramo que une la ruta 5 con la S-523, desde el ingreso conocido como «La Virgencita».

Destacó además los avances en las obras de gas natural. Por un lado el proyecto presentado a Nación, que acercaría el servicio a El Descanso, Anisacate, Los Morteritos y el frente de Villa Satyta: «Con eso llegaríamos a un 40% de la localidad». Y las obras con fondos provinciales que contemplarían 3.000 metros en la llegada del servicio para Villa Montenegro y «el frente de la ruta 5 en la zona norte: Parque San Martín, Parque El Aromo y Parque La Lila».

PORTAL TORTUGA (PT): En cuanto a la obra de agua potable, se observaron obras no terminadas, con tramos que quedaban abiertos en la zona de Villa Río, en la zona de las bajadas al río. ¿Qué pasó con eso?

MATÍAS CUELLO (MC): Ahí se dieron algunas situaciones que atrasaron la obra. Hace una semana que están trabajando para finalizarla antes de fin de año. En Villa Río, en la calle Comechingones, se encontró una parte con mucha roca. La empresa tuvo que buscar una máquina de otro lugar para hacer esa extensión hasta la cisterna. Después vino el cambio de ministro y el responsable de ENOHSA (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento), que retrasó las firmas y los pagos. Con el problema de las importaciones, además, se retrasó la compra de algunos materiales. Eso hizo que estuviera parada la obra en un momento.

PT: El municipio acompañó la cuestionada obra de la Autovía, que ha recibido fuertes críticas de organizaciones ambientales de la región, que observan críticamente que se la haya presentado como la única alternativa a la problemática vial y también que los estudios de impacto ambiental están plagados de irregularidades. ¿Qué evaluación del proyecto hizo el municipio?

MC: A eso lo manejó principalmente el intendente. Obviamente que firmó la adhesión porque está de acuerdo con el proyecto. Para nosotros la ruta 5 es un espacio de conflicto. Hace algunos años hicimos un estudio con todas las instituciones de Anisacate, en la que trabajamos los temas de salud. El principal problema que salió de ese estudio fue la ruta 5. El principal flujo de vehículos no va al Valle de Paravacahsca, sino a Calamuchita. Se apoyó la decisión para bajar la circulación de la ruta.

PT: En las últimas semanas ha habido algunos siniestros viales sobre la ruta 5, que fueron motivo de cuestionamientos sobre probable inacción del municipio al no tomar medidas alternativas a las existentes, como podrían ser la semaforización y la habilitación de accesos para disminuir la siniestralidad…

MC: Lo venimos trabajando con especialistas en el tema de universidades y de Vialidad. La ruta es provincial. Ellos nos plantean que de acuerdo al flujo de vehículos, hasta que no esté habilitada la autovía, que sería en marzo o abril, no se puede intervenir. Estamos viendo de bajar la cantidad de salidas de la ruta, porque son muchísimas. El recorrido de la ruta 5 a lo largo de Anisacate tiene siete kilómetros y medio. Falta más cartelería. Pero hoy poner semáforos ahí no sería una solución, debido a la velocidad de la ruta 5 y a la cantidad de vehículos que hay. Cuando termine la autovía, se van a realizar estas intervenciones. Es un trabajo integral, porque tenés que mejorar las colectoras, ya sea haciendo cordón cuneta, adoquinado o asfalto. La idea es empezar a implementar esto de acá a unos meses, cuando esté finalizando la autovía.

Perspectivas sobre 2023

En el plano político, está abierto todavía el debate en la Legislatura sobre la posibilidad de poner en suspenso la Ley que prohíbe la «re reelección» de autoridades municipales y comunales. Mientras ello no se concrete, Ramón Zalazar forma parte de los intendentes y jefes comunales que en 2023 no podrán ser reelegidos. Esa situación abre en la localidad una situación inédita en su historia política reciente, ya que el electorado deberá escoger a un nombre alternativo para que le gobierne. Entre los nombres que resuenan como posibles sucesores dentro del oficialismo, suena precisamente el de Matías Cuello.

Sobre la «re re», se limitó a considerar el debate como «complejo», remitiéndose a que la provincia de Córdoba tiene 427 localidades, un número por encima de lo común en el resto de las provincias. Reconoce Cuello que «el recambio es necesario», pero subraya que hay localidades muy pequeñas en las que no hay oportunidad de elegir a otras personas: «Me parece correcto que no haya re re, pero hay muchas cosas a evaluar. En los municipios chicos, ocho años a veces es poco. Tenés que cambiar a todos los concejales; es difícil capacitar a nuevas personas.

PT: ¿Cómo se viene trabajando en el zalazarismo para construir el recambio?

MC: Una gran virtud que ha tenido Ramón (Zalazar) es permitirle a su equipo crecer y avanzar en la construcción política. Tenemos por un lado a los concejales, que tienen mucha experiencia, y también hemos armado un equipo técnico de profesionales a quienes les interesa la política. Esos dos espacios estamos conviviendo de la mejor manera y buscando objetivos comunes.

PT: Puntualmente suena tu nombre como sucesor de Ramón. ¿Lo venís trabajando?

MC: No. Es algo que se habla, por el perfil que tengo dentro del espacio, pero es algo que se va a definir en conjunto, colectivamente.

PT: Personalmente, ¿tenés aspiraciones? ¿te venís formando para ser intendente?

MC: Me encantaría ser intendente. No es el momento de hablarlo porque ni siquiera sabemos cuándo va a ser la elección, pero me vengo preparando. Soy analista logístico, pero me preparé en Desarrollo Local, en Desarrollo Regional. Estudié en la Universidad Nacional de Villa María, en la Universidad Católica, en la Universidad Austral; hice diplomados de todo tipo. Sí creo que la persona que dirija, tiene que estar formada. Hay que profesionalizar estos espacios. Es importante para poder discutir proyectos y no entrar en la chicana de la política. Nosotros tenemos un equipo pensando Anisacate para dentro de 20 o 30 años. Gente que piensa el desarrollo cultural, deportivo, de desarrollo social y empleo. Tenemos 33 barrios. Hoy somos diez mil habitantes y en diez años llegaríamos a 30 mil.

PT: ¿Qué de lo que ha trabajado Ramón continuarías y qué podrías incorporar como nuevo?

MC: Por formación, capacidad e impronta, Ramón ha sido el mejor intendente que podría haber tenido Anisacate. A él le tocó gobernar el pueblo más difícil de administrar de la provincia; tenemos un estudio que así lo acredita. Y así y todo, hemos ido creciendo y avanzando en servicios y proyectos. Ahora se presenta una nueva oportunidad para quien dirija el municipio. La coparticipación se va a actualizar por cantidad de habitantes, la cantidad de habitantes hace que haya más ingresos al municipio y la parte comercial va creciendo. El municipio se va a encontrar con otro recurso para plantear la planificación de otra manera. El gran desafío es la generación de empleo, que estamos pensando a través del fortalecimiento del turismo y creemos que tenemos una gran oportunidad con la economía del conocimiento. Y después está el desarrollo de los diferentes sectores. Hay que aumentar los servicios. Y después pensar a Anisacate de una manera regional, ya que está ubicada estratégicamente entre la ciudad más grande del Departamento y un corredor que incluye seis o siete localidades. Nosotros podemos generar esa estructura para darle cariño al resto de las localidades y contenerlas.

Posicionamientos

PT: Ramón ha tenido una posición política particular, con mucho vínculo con el kirchnerismo y relaciones fraternales con el justicialismo cordobés. ¿Vos en lo que hace a posicionamientos políticos, ¿seguís esa línea?

MC: Yo estoy más cerca del gobierno provincial que del nacional, pero apuesto a que el peronismo en Córdoba pueda estar unido. Empieza una nueva etapa, independientemente de quién gobierne la provincia. Se termina el peronismo de (José Manuel) De La Sota y (Juan) Schiaretti; y en la nueva etapa va a estar todo el peronismo incluido. Yo estoy más cerca de ese espacio. Se está trabajando para eso. Es una necesidad.

PT: ¿Cómo evaluás la gestión provincial?

MC: Es buena. Sí hay cuestiones puntuales como lo de la coparticipación. Hemos demostrado con estudios que la situación de Anisacate es diferente a cualquier otra. Entendemos que a través del diálogo podemos cambiar esa situación. Apuntamos a mejorar la relación para garantizar esos recursos que a Anisacate le corresponden.

PT: ¿Qué opinás de la oposición a nivel local?

MC: No tengo una opinión formada. Veo los movimientos que van teniendo. Pero hoy estoy concentrado en cumplir los objetivos planteados.

PT: ¿Cuáles son las claves para que el oficialismo retenga la Municipalidad?

MC: Es fundamental el trabajo en el territorio y que se destaque cada área en el trabajo directo con el vecino. Cuando trabajás en el territorio y le resolvés un problema a un vecino o vecina para mejorarle la calidad de vida, ahí podés hacer una diferencia respecto al resto. Ramón nos permitió formar un equipo importante y generar trabajo territorial en todos los barrios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here