Las sierras cordobesas vuelven a estar en alerta por focos de incendios que este fin de semana azotaron al bosque nativo en la zona de Candonga hasta el Camino al Cuadrado.

En medio del incendio, el secretario de Gestión de Riesgo Climático de CórdobaClaudio Vignetta, reconoció la intencionalidad de los focos: “Teníamos contenido sin foco activo, estaba inestable y estaban trabajando dos aviones y 100 efectivos. Lamentablemente, volvieron a prender fuegos en la zona próximo a Cabalango. Evidentemente alguien está prendiendo fuego”.

Además, pidió la colaboración de la población porque “va a venir una semana muy crítica, con temperaturas que van a superar los 30º, vientos del norte persistente, humedad ambiente prácticamente inexistente”.

Estas condiciones climáticas son propicias “para la propagación de los incendios forestales”, subrayó el funcionario y apeló a la “conciencia social” por el “daño ambiental que se producen en estos incendios”. Y agregó: “Más allá que no hay riesgo de viviendas, el daño ambiental es irreparable”.

Los equipos de bomberos, las organizaciones ambientales y la ciudadanía que combatieron el fuego este fin de semana recordaron los incendios que arrasaron con gran parte del bosque nativo el año pasado y remarcaron que el desmonte que sufre la zona es por el avance del negocio inmobiliario.

La Asamblea de Vecinos por el Monte de Sierras Chicas Norte emitió un duro comunicado contra “los socios, clientes y cómplices de la empresa constructora Ticupil SA” y señalaron “no se ilusionen, que el incendio no allanará el camino para que profanen las nacientes de río”.

“Aunque estén violando una zona roja, aunque desoigan los fallos judiciales, aunque persistan en doblegar al monte y la vida bajo el peso de sus billeteras, en las Sierras Chicas de Córdoba hay comunidades despiertas y organizándose para defender el territorio”, remarcó la asamblea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here