Agencia Farco. Valentino Blas Correas fue asesinado por la espalda por la Policía de Córdoba luego de que el auto en el que viajaba con cuatro personas más, no se detuviera en un control policial al sur de la ciudad.

Escuchar/Descargar el reporte de VillaNos Radio, desde Villa Carlos Paz, Córdoba.

Valentino Blas Correas es la quinta persona asesinada por la Policía de la provincia de Córdoba desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto en marzo por el Gobierno nacional como medida para mitigar la transmisión del coronavirus.

Se trata de un joven de 17 años que recibió un disparo por la espalda luego de que el auto en el que viajaba con sus amigos no se detuviera en un control policial, al sur de la ciudad capital.

Ernesto Gutiérrez, abogado de Mateootro de los jóvenes que venía en el vehículo, contó en VillaNos Radio que los cinco jóvenes que iban en el auto hacia Nueva Córdoba, ante el control policial “con la inmadurez y la imprudencia típica de la edad, detienen el auto, cuando van a hacer controlados acelere y se va. Ese fue motivo suficiente para que estos policías le dispararan sin ningún tipo de legalidad la realización de los disparos”.

El fiscal José Mana dispuso la detención e imputación de los dos policías acusados de homicidio calificado agravado.

En el vehículo de los jóvenes apareció un arma de fuego, pero el abogado aseguró que fue “plantada” para encubrir a la Policía. “Tienen que descartar totalmente lo trascendido por las fuerzas policiales que los chicos iban armados. Es imposible, es irreal. Es un accionar desplegado por la Policía para tratar de encubrir su acción delictiva. De eso no tenga ninguna duda”, expresó.

Desde la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) señalaron que la represión policial sigue siendo una política de Estado necesaria de erradicar. Emiliano, integrante de la organización afirmó: “Es todo una política de Estado esta modalidad represiva. Por eso es que nosotros lo enmarcamos en la cuarentena sino como una política que se viene ejecutando tras el fin de la dictadura”.

Tras el crimen, el Ministerio de Seguridad de la provincia removió la cúpula policial de la capital provincial. Frente a la Dirección General de Seguridad Capital quedó a cargo la Comisaría Mayor Liliana Rita Zárate Belletti. Es la primera vez que una mujer ocupa ese cargo de autoridad en la institución. También fueron removidos de sus cargos los Subdirectores de las Zonas Norte y Sur de la capital, Comisarios Mayores Rubén Turri y Gonzalo Cumplido, respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here