Por Marcelo Riol – Una alerta. El teléfono vibra. Desliza suave la yema por la pantalla. Un reel. Un corazoncito. Desliza suave la yema del índice, una y otra vez. Otro corazoncito, unos pocos segundos y a otra cosa. De repente se detiene. Dos de Copas acaba de publicar otra entrevista y durante tres minutos el mundo digital se detiene.

Dos de Copas es un “canal” de Instagram o de YouTube, o bien una productora de contenidos audiovisuales para plataformas digitales o simplemente quizás la forma de ajustar el periodismo a las formas modernas de consumo.

Martín Simoni y Guillermo Morilla, sin guión previo, salen los sábados en busca de alguna historia que les parezca atractiva. Nuestra ciudad está llena de personajes, personalidades o situaciones que no se acomodan a la agenda tradicional de los medios y que sin embargo sus historias son piezas que describen una idiosincrasia, una cultura.

Por Dos de Copas han pasado, músicxs, artistxs, panaderos, feriantes, libreros, viajerxs, tatuadorxs, a través de cuyos relatos se puede entrever una forma de vida. Historias locales pero que también suelen ser universales.

“Pinta tu aldea y pintarás al mundo”, así parafraseando a León Tolstoi, Martín Simoni define un poco el espíritu de Dos de Copas, nombre que combina el ser unos desconocidos en el mundo audiovisual y el gusto por los brebajes etílicos que suelen regar los encuentros de donde surgen las ideas.

Identificados mayormente con la radio, estos dos comunicadores se inclinaron a producir historias breves casi empujados por el contexto: “Entendemos que hoy los contenidos se consumen de esta forma. Con Guillermo hacemos radio desde hace mucho, amo hacer radio pero creo, en lo personal, que no volvería a hacer radio de la forma tradicional”.

“Difícilmente hoy alguien prenda la radio a una hora determinada porque comienza tal programa. La formas de consumo han cambiado tanto que hoy las personas consumen lo quieren consumir a la hora que quieren, cuando puede y de hecho elige qué recorte le interesa”, define contundente Simoni.

Por no ser nativos de los nuevos lenguajes que la tecnología permite, para los Dos de Copas el camino es desafiante y de un aprendizaje profundo, ya no solo de las herramientas sino porque salir a la caza de una historia que pueda ser atractiva es provocativo en sí mismo.

“El contenido de Dos de Copas no está orientado solo a jóvenes que usan el celular. A las personas de más edad también les gustan estas historias. Estas entrevistas si las sacamos de la ciudad no pierden su potencia”, señala Guillermo Morilla.    

Así como la tecnología permite mayor alcance con menores recursos, tiene como contrapartida una brutal brevedad, donde lo efímero es parte del inconcebible bombardeo que recibimos a cada instante. Inabarcable catarata de novedades.

“Entendíamos que si el proyecto estaba basado en las redes sociales sabíamos que es el público de lo efímero y el desliz. La gente está bajando y subiendo con el dedito por el teléfono. Pensamos mucho cómo realizar un contenido que fuera atractivo y contar una historia en tres minutos”, describe Guillermo Morilla.

En este mundo globalizado, el periodismo es uno de los oficios más precarizados. Quizás por ello sea también atractivo trabajar a partir de redes sociales que, con producto tentador y un plan eficiente, puede generar ingresos. Sin embargo ese objetivo no es el que prima en cada aventura de Dos de Copas.

Hay en cada producción la entrega propia de la pasión. Hay detrás de cada producción de tres minutos largas horas de entrevistas, edición y compaginación, por eso cada pulgar arriba es de algún modo un premio. Ya lo decía Jean Paul Sartre, “Felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace” y bien puede aplicar al trabajo de Dos de Copas.

El teléfono vibra. Desliza suave la yema por la pantalla. Un reel. Lo comparte. Un corazoncito. Desliza suave la yema del índice, una y otra vez. Una historia. Otro corazoncito, unos pocos segundos y a otra cosa. De repente se detiene. Otra vez el mundo digital se detiene por tres minutos. Dos de Copas acaba de publicar otra entrevista.

Si conocés una historia que te parezca interesante compartir, podés ponerte en contacto con con Dos de Copas


En Instagram: @dos.dcopas
En YouTube: youtu.be/nICKlwXLLIQ


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here