*Por Diego Heredia Mientras en Anisacate indicaron que, según estudios, los niveles de contaminación del arroyo Chicamtoltina están fuera de los parámetros, en Alta Gracia aseguran que no es responsabilidad de las Lagunas Sanitarias. Anisacate amplió una denuncia realizada a la gestión de Facundo Torres Lima.

Una nueva acción judicial de Anisacate contra Alta Gracia por el estado del arroyo Chicamtoltina, volvió a despertar las alarmas sobre la contaminación del curso de agua.

El miércoles 5 de octubre, desde el Municipio que encabeza Ramón Zalazar, ampliaron una denuncia realizada durante la gestión del actual ministro de Empleo y Formación Profesional Facundo Torres Lima. La causa está radicada en la Fiscalía de Primera Nominación Segundo Turno a cargo de Alejandro Peralta Ottonello.

Se trata de la segunda acción judicial. La primera fue a la gestión de Mario Bonfigli.

En diálogo con Radio Tortuga 92.9, el intendente de Anisacate Ramón Zalazar informó que tras los análisis del agua que realizan cada dos meses, concluyeron nuevamente que no se cumple con las normas. El resultado se ha repetido en los últimos análisis.

No podemos quedarnos con la situación que sufren los vecinos que viven cerca del arroyo”, explicó el mandatario que, apuntó al olor del agua y al nivel de contaminación, que presenta “mucho más de lo que corresponde en las bacterias de coliformes totales y coliformes fecales”.

Si bien Zalazar no habló de los valores, se puso a disposición de la investigación judicial, y vinculó la contaminación a los líquidos que vierten desde las Lagunas Sanitarias al arroyo Chicamtoltina, curso de agua que finaliza en el Río Anisacate.

Creemos que tanto la Provincia como Alta Gracia deberían preservar el recurso, y sobre todo la responsabilidad de la Provincia es que las aguas se puedan usar”, planteó el Intendente de Anisacate.

Versión oficial

Tanto desde la Cooperativa de Obras Sanitarias de Alta Gracia (Cosag), a cargo del funcionamiento de las Lagunas Sanitarias, como en el Municipio, que debe controlar el agua que se vierte al arroyo, garantizan que están dentro de los valores que se exige.

TE PUEDE INTERESAR: BENGOLEA COMPARTIÓ LA PREOCUPACIÓN

Nosotros hicimos análisis en los últimos días, y estábamos dentro de los parámetros”, manifestó a este medio el presidente de la Cosag, Ennio Mazzini.

Asimismo, aseveró que el agua no está saliendo verde, visión que no coincide con lo que constató Portal Tortuga, que el jueves 6 de octubre por la mañana visitó el predio de Lagunas Sanitarias junto al concejal radical Marcelo Jean.

El agua, ya clorada, que sale de las Lagunas Sanitarias al arroyo Chicamtoltina.

Sobre el funcionamiento del predio de tratamiento, Mazzini admitió que los aireadores no estuvieron funcionando, pero señaló que sólo fue un fin de semana por la alta tensión en la provisión eléctrica. Posteriormente, el sistema que es clave para el funcionamiento correcto de los módulos de lagunas, estuvo funcionando, según su testimonio.

Por otra parte, tras la intimación del Municipio porque no estaba funcionando el sistema de cloración de manera automática, el cooperativista respondió que la cuestión ya fue solucionada.

Desde el Municipio por su parte, en una entrevista realizada el lunes 3 de octubre por Radio Tortuga 92.9, el secretario General y de Ambiente Federico Bengolea, confesó su preocupación por la situación ambiental.

Pese a ello, sobre las posibles causas de la contaminación del arroyo, se defendió: “Nosotros no somos los únicos que tiramos al río Anisacate. Desde la Laguna hasta la desembocadura en el Río hay viviendas, hay desembocaduras de algún que otro comercio. Es algo que estamos revisando”.

Cuestionamiento opositor

Consultado por este medio, el edil Marcelo Jean recordó su exposición en el Concejo Deliberante hace algunas semanas, cuando avisó que el predio no estaba funcionando correctamente.

Veo que la situación no ha cambiado nada. Los módulos uno y dos están funcionando bien, con los aireadores correctamente, pero los módulos tres y cuatro están trabajando a la mitad”, advirtió.

Jean reveló que los tres receptores del tercer módulo están hundidos y por lo tanto no están trabajando, algo que fue reemplazado por dos zanjas, lo que consideró que trae “ineficiencia”.

A la izquierda, uno de los tres receptores hundidos en las Lagunas Sanitarias.

Respecto a la cloración, planteó que es “casi nada”, ya que el goteo de unos ocho litros de cloración por hora, no son suficientes para los 400 mil litros de agua por día.

Imaginate que la Provincia instaló para clorar tres tanques de ocho mil litros cada uno. Ellos están clorando con un goteo que no se siente (…) con un tanque de 200 litros”, enfatizó.

Finalmente, resumió que el agua está “totalmente verde”, pidió que se deje de tirar el agua “con esa calidad” al arroyo Chicamtoltina, y coincidió con Zalazar en que las y los vecinos de Anisacate no merecen recibir el agua como la reciben.

Recorrido

Este medio recorrió el predio de Lagunas Sanitarias para observar cómo se está trabajando en el lugar.

Como pueden verse en las imágenes, parecidas a las que hace algunas semanas expuso Jean en el Concejo Deliberante, de los cuatro módulos que hay en el predio, el tercero y el cuarto funcionan de manera diferente, con zanjas que reemplazan los receptores hundidos.

El sistema de cloración cuenta con un goteo que, según trabajadores de la Cosag, debería aportar en cantidad de cloro un “70-30, como el fernet”, al agua que sale de las lagunas al arroyo. Sin embargo, por los datos brindados y la cantidad de agua que sale de las Lagunas, es difícil lograr la proporción.

Respecto al arroyo, metros antes del lugar donde se vierte el agua de las Lagunas, no se percibe olor y se puede ver el fondo del curso de agua.

El arroyo Chicamtoltina, 30 metros antes del lugar donde se vierten los líquidos de las Lagunas.

Sin embargo, los líquidos que salen del predio tiene un color verdoso, además del fuerte olor que se percibe, que es similar al que hay en la vera del arroyo en la zona de Anisacate.

El líquido que sale de las Lagunas y metros después desemboca en el arroyo Chicamtoltina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here