Oscar Salas: «Pasión y esfuerzo son fundamentales para sacar adelante lo que querés»

0
90

Oscar Salas está próximo a lanzar la preventa de su novela «La Bruja de la Noche», un nuevo trabajo en el que conjuga sus dos oficios: la escritura y la ilustración. En diálogo con el programa «Que No Se Te Escape» de la Radio Tortuga 92.9, se mostró entusiasmado con este nuevo desafío, compartió detalles de la cocina del nuevo libro y se mostró agradecido por el reconocimiento que siente en Alta Gracia.

Humorista gráfico, dibujante, ilustrador, escritor, Oscar Salas ha marcado con sus libros a generaciones de niñas, niños y jóvenes, y su nombre ha atravesado los límites de la ciudad, con sus publicaciones en la revista Hortensia y en La Voz del Interior, y con la oportunidad de ilustrar los clásicos de Roberto Fontanarrosa cuando el rosarino, por problemas de salud, no podía hacerlo.

En estos días, se muestra muy entusiasmado con su flamante novela «La Bruja de la Noche», que verá la luz próximamente de la mano de «Grupo Editor 7».

RADIO TORTUGA (RT): ¿De qué se trata la novela?

OSCAR SALAS (OS): Es un proyecto muy lindo que viene madurando con el tiempo. Va a ver la luz con una editorial de lujo de Córdoba («Grupo Editor 7»). Estamos hablando de un libro que se acerca a las 400 páginas con todos los capítulos ilustrados y una edición muy cuidada. La editorial propuso hacer del libro, un objeto de arte. Es una novela para adolescentes y adultos que tiene aventura, acción, terror, misterio y una historia de amor de fondo. Están terminando con todo el hilado fino y la semana que viene se lanza la preventa por las redes.

RT: ¿Cómo fue el proceso para llegar a este libro?

OS: Son dos cosas distintas. Una es escribir la novela, pegarle doscientas millones de leídas para ver qué te convence y qué no, qué le sacarías. Eso lleva mucho tiempo. Más cuando arriesgás; cuando te moviste siempre en el terreno del cuento y te pasás al de la novela, y te metés en un mundo diferente. Esto nace muchos años atrás y viene madurando poco a poco. Además, está el trabajo del ilustrador. A medida que la iba escribiendo, no podía dejar de imaginarme los personajes. Y ahí nomás pasaba de la computadora a papeles para bocetar con una ansiedad tremenda. Y esos bocetos pasaban al escáner y de ahí a la computadora; por todo un proceso digital que llevó un tiempo tremendo. Las ilustraciones me llevaron un año y pico. La editorial las considera obras de arte.

RT: De todos tus libros, ¿cuál tiene algo especial para vos?

OS: Los quiero a todos mis libros, porque todos tienen un valor especial para mí. Pero destaco quizás dos. El primero, «El desenredador de estrellas», porque no nació como un proyecto literario, sino como una obra de teatro callejero en el ’85, en la Plaza Solares, con el guitarrista Rubén Morardo y la actriz Ely Eschenberger. Ésa fue la semilla de ese libro, que fue mi primero. «El desenredador de estrellas» entró en las escuelas y no salió nunca más; al día de hoy lo siguen pidiendo los docentes. Después de la repercusión de «El desenredador de estrellas», me pidieron que escribiera otro y llegó «El día en que las abuelas perdieron la memoria», que se arraigó en los jardines de infantes. Eran mis comienzos. Ahí me di cuenta de que era escritor. No sabía qué iba a ser y esos dos libros me definieron como escritor e ilustrador. Al mismo tiempo, no dejé de tocar (la batería) ni de hacer humor gráfico.

Oscar Salas manifiesta que siempre se ha sentido reconocido en Alta Gracia y que no sufrió aquello que la frase popular sintetiza en la dificultad de ser «profeta en su tierra». Destaca que por un lado, diversos gobiernos le han reconocido como figura ilustre o destacada de la ciudad; que la comunidad le hace saber el valor que han tenido sus libros; y que los docentes le invitan permanentemente a conversar con sus estudiantes.

Se reconoce apasionado por lo que hace. «Es importante jugarse por lo que uno quiere», dice, pretendiendo no dar consejos, mas exteriorizando una forma de encarar sus proyectos.

A propósito de este contexto de pandemia, alude que «los condicionamientos son tremendos» y que «todo parece tan difícil y tan trabajado para adelante». Pero que sin embargo, advierte que se le va encontrando la vuelta para salir adelante todos los días. «Mi trabajo de tallerista en las escuelas es «face to face» («cara a cara»). Hoy olvídate ir a una escuela con 300 chicos. Para todos, cambió el modo de vivir y trabajar. Pero en Alta Gracia hay un montón de gente talentosa», expresa.

«Hay que apostarle a lo que uno cree y tratar de llegar. Yo soy un apasionado. Si no le metés pasión a lo que hacés, mejor dedícate a otra cosa. La pasión se transmite y llega. Pasión y esfuerzo son fundamentales para sacar adelante lo que querés», despliega, motivador y entusiasta. Y con ese mismo tono, concluye que su deseo es poder «presentar la novela en Alta Gracia».

Escuchá la entrevista completa:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí