*Por Diego Heredia. A meses de la elección provincial, trascendental para el justicialismo cordobés, el referente del Schiarettismo en la zona, Facundo Torres Lima, sufrió un importante revés con el cambio de Ministerio. El Delasotista Walter Saieg aprovecha y busca recuperar su liderazgo departamental.

El Gobierno de la Provincia anunció cambios en el gabinete hace una semana, y la incógnita en Santa María, es cómo mantendrá Facundo Torres Lima la conducción departamental y si mutará el escenario.

El ex Intendente de Alta Gracia dejó el Ministerio de Gobierno, para pasar a Empleo y Formación Profesional, en un lugar que, si bien es importante, no cuenta con el contenido político que tenía su anterior cargo.

TE PUEDE INTERESAR: FACUNDO TORRES DEJA GOBIERNO Y PASA A EMPLEO

Por su parte, en el sector del Legislador Walter Saieg, leen la oportunidad que le dan los hechos políticos, y planean la ofensiva para disputar la conducción del Departamento.

Breve historia de la disputa territorial

Desde que asumió en diciembre de 2019 en el Ministerio de Gobierno, Torres Lima comenzó el “operativo aislamiento” contra el actual Legislador Walter Saieg, en una guerra que tomó estado público en mayo de ese año, en la previa de los comicios municipales.

Corrido Saieg del escenario altagraciense, el joven dirigente peronista buscó tejer alianzas en el Departamento buscando liderar también en ese territorio.

Asimismo, tras el acuerdo con el frentetodista Carlos Caserio, Saieg asumió en la Secretaría de Transporte de la Nación durante 2020, y trató de contener a intendentes y presidentes comunales del Justicialismo departamental a partir de gestiones nacionales.

Luego de no tener los resultados esperados, y con el triunfo de Carolina Basualdo en la intendencia de Despeñaderos, Saieg volvió a su banca en la Unicameral.

Torres Lima, en cambio, avanzó y tuvo gran protagonismo en las elecciones del Justicialismo departamental, donde amplió alianzas.

También dirigió a Hacemos por Córdoba en las elecciones de medio término, que tuvieron a Saieg jugando para el Frente de Todos en las PASO, y declarándose prescindente en las generales, en un signo de debilidad para el Delasotista.

Otros tiempos: Cuando Saieg y Torres Lima compartían alianza.

Avanzada Saieguista

Una buena parte de las y los 427 intendentes y jefes comunales de la Provincia, está interesada en la discusión sobre si se permitirá nuevamente la re – reelección en 2023.

Según pudo averiguar este medio, la reaparición de Walter Saieg (sin brindar declaraciones públicas por el momento), en actos y actividades en los últimos días, vendría acompañada de una serie de reuniones con Intendentes departamentales que, puertas adentro del peronismo, vienen reclamando que se debata la reelección indefinida.

Este es un punto sensible en la relación de Torres Lima con algunos dirigentes locales, y Saieg buscaría recuperar terreno, ofreciéndole a las y los intendentes interesados en la «re re», gestiones para que el tema se debata.

El experimentado peronista acelera estrategias, buscando aprovechar el momento de debilidad del Ministro altagraciense, que desde que comenzó en política, tuvo una carrera siempre en ascenso, y por estos días transita, lo que podría decirse, su primer traspié.

Recorrido: Pese a las diferencias, Saieg y Torres Lima compartieron recorrido junto al Gobernador en Malagueño.

Trabajo territorial

En diferentes medios, el actual Ministro de Empleo habló de la necesidad de “oxigenación” del gabinete provincial, y destacó que, a partir de la nueva cartera, podrá continuar su trabajo territorial.

El mensaje tiene como objetivo, no sólo descartar que pierde terreno en la mesa de decisiones del peronismo cordobés, sino también, advertir que no dejará el trabajo con intendentes y dirigentes de diferentes localidades, clave para tener expectativas en el esquema del peronismo cordobés que se viene.

Torres Lima había logrado un lugar en la mesa que trabaja la instalación en la Provincia del actual intendente de Córdoba capital Martín Llaryora, casi seguro próximo candidato a Gobernador.

Sin embargo, el golpe podría sentirse también en este rubro, si es que se confirma lo que vaticinan algunos Llaryoristas consultados por este medio, que entienden que Torres Lima perderá peso en esa misión tras el cambio de funciones.

El factor Marcos Juárez

Uno de los factores que trascendieron como desencadenante para los cambios en el gabinete, fue la dura derrota en Marcos Juárez.

En diálogo con Siempre Radio de Alta Gracia, Facundo Torres Lima descartó que dichos resultados hayan motivado la decisión del Gobernador.

Torres también habló del desgaste de quienes volvieron a la Legislatura (Alfonso Mosquera y Nora Bedano) o renunciaron, como el caso de Diego Cardozo, y ponderó que, en su caso, sólo se dio un cambio de lugar.

Más allá de los dichos del altagraciense, es sabido que, tras la derrota en las elecciones municipales de Marcos Juárez del 10 de septiembre, donde se esperaba un contundente triunfo de Hacemos por Córdoba, Juan Schiaretti tomó la decisión de mover fichas.

Es difícil no hacer la lectura de que la salida de Torres Lima, uno de los funcionarios más territoriales y políticos de la gestión, no esté vinculada a estos comicios.

Pese a todo, el joven Ministro sigue siendo parte importante del Schiarettismo, y mantiene un diálogo fluido con el Llaryorismo y los Intendentes.

Saieg, con años de trayectoria en el peronismo cordobés, activó a pocos meses de una elección provincial que dirimirá el futuro del peronismo cordobés, y de muchas y muchos dirigentes, algo que obviamente, repercutirá en Alta Gracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here