La concejala radical Lucía Allende, entrevistada en Radio Tortuga 92.9, criticó la manera en que el oficialismo aprobó la declaración de emergencia hídrica en la ciudad, sin incorporar propuestas opositoras. La edil cuestionó que ante el crecimiento poblacional de los últimos años, la gestión municipal «habilitó loteos, pero no mejoró la infraestructura».

Sobre la emergencia hídrica aprobada por unanimidad en el recinto legislativo local, Allende subrayó que el oficialismo no incorporó las propuestas del bloque Alta Gracia Crece para incluir en el texto una exhortación a que el Ejecutivo genere concientización y difusión masiva del uso racional del agua, que realice de manera inmediata las obras de infraestructura que son necesarias y que tenga un plan de contingencias, para anticiparse a las emergencias.

«El contenido de la emergencia hídrica es una cáscara«, criticó.

Allende apuntó directamente contra los ediles oficialistas: «Dijeron que las obras se están haciendo; es la respuesta que dan siempre ante todos los planteos«.

La edil radical reconoció que la del agua es una «problemática de muchos años», pero destacó que «se ha incrementado en los últimos años por el crecimiento habitacional que vive Alta Gracia» y que la Municipalidad no ha hecho lo suficiente: «Habilitó loteos, pero no mejoró la infraestructura. La planta (potabilizadora) está llena de agua, pero el problema no es la falta de agua, sino la distribución. Las cañerías troncales están obsoletas. Son del material que se usaba antes, no de PVC. Hemos visto por redes que están haciendo una gran cisterna, pero es parte de una solución».

Sobre el argumento de que se trata de una problemática histórica y que se viene trabajando para dar respuesta a las necesidades de los barrios, Allende manifestó: «Todas las semanas Cosag saca un comunicado informando que se rompió un caño por acá o por allá, tenemos la situación del arroyo; estas situaciones se han intensificado en la gestión de Marcos Torres. Hablan de que tenemos plata en un plazo fijo y tenemos familias sin agua ni cloacas. No digo que no se hizo nada ni que está todo mal, pero hay cuestiones troncales que no se están cumpliendo y una de las cuestiones con difícil situación es la de las cloacas, porque el 60% de las viviendas de Alta Gracia no tiene cloacas».

Finalmente, cambiando de tema, Allende se refirió al personal de la salud pública municipal: «El sistema no se sostiene si no se cuida el recurso humano y la mayoría del personal está contratado con la modalidad de locación de servicio, que es un contrato civil y no laboral. Esto vulnera los derechos laborales. En el Estado municipal tenemos personal que hace más de diez años que está en esta situación. No tienen recibo de sueldo, no tienen aportes jubilatorios, no tienen vacaciones pagas ni aguinaldo. En Alta Gracia tenemos 12 dispensarios y sólo cinco médicos en planta permanente«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here