*Por Marian Bustos Mura y Camilo Molas. El sábado 12 de Noviembre se llevó a cabo la segunda Marcha del Orgullo en Alta Gracia. La organización se vio obligada a trasladar el festival de cierre al Galpón Cultural Municipal por amenazas climáticas.

La convocatoria partió desde la organización Noviembre Diverso, a través de reuniones abiertas en espacios públicos y en ámbitos cerrados cuando el horario era extendido.

De común acuerdo se logró crear un documento que fue presentado y leído en el festival, con las tres consignas principales que enmarca está lucha: «Inclusión laboral trans travesti no binarie»; «Acceso a la salud integral»; y «Respuesta del Estado a los actos de violencia».

Surgieron también encuentros para crear la artística con materiales reciclados, que fue utilizada en el decorado del Galpón y en el vehículo que trasladó los parlantes, reproduciendo música y llevando la delantera en el despliegue de la marcha.

Arco iris en movimiento

La concentración para marchar fue el sábado 12 a las 18, en el Reloj Público. Inició con una clase abierta de voguing, facilitado por Ro Rostoll, Ataxia Kenwa, Lord 007 y Tamagotchi Kenwa. Se trata de un estilo de danza característico del colectivo LGBTIQ+, utilizado para la visibilización y la protesta.

La explanada del Reloj se convirtió en un abanico de colores, en las banderas, en los glitters, en guirnaldas y en carteles con consignas como “Ley integral trans ya”, “ESI en todos los niveles y modalidades” y “¿Dónde esta Tehuel?».

El pronóstico del clima no era alentador y la amenaza de lluvia llevó a trasladar el festival planificado en la Plaza de la Memoria (Plaza Mitre) al Galpón Municipal.

La marcha, que congregó a unas 200 personas, se manifestó por Avenida Belgrano, Prudencio Bustos, Dino Carignani y Raúl Alfonsín.

Transeúntes ocasionales observaban asombrados los particulares movimientos, acrobacias, vestimentas y maquillajes que caracterizan a la comunidad LGTBIQ+.

Quienes dictaron la clase de voguing alentaban al público que estaba en las veredas, en los bares y balcones a bailar al ritmo de la música que llevaba la carroza.

Festival con inclusión y diversidad

Cerca de las 20, cuando la marcha llegó por el Galpón, ya se encontraban instalados productores y feriantes para exponer y comercializar sus trabajos.

Plantas, indumentaria, bijouterie, amigurris, comida vegetariana, insumos orgánicos y juguetes sexuales ofrecián los puestos más visitados.

Había también stands con folletos informativos, ilustraciones y métodos anticonceptivos del programa de Salud Sexual que compartió información y despejó dudas sobre las tareas que se desarrollan desde esta área, que fue de gran utilidad y accesibilidad.

El festival abrió a las 20.30 con la voz y presencia de Victoria Galeano, actriz y conductora trans de Villa Carlos Paz, quien ofició de presentadora, dando apertura al escenario y continuidad a los números de artistas locales y regionales.

El público no fue sólo de Alta Gracia; también estuvieron presentes desde Córdoba, Villa María, San Isidro y Buenos Aires.

Voces con glitter

Tortuga dialogó con algunos de los artistas y feriantes:

Silvia Montiel, productora de amigurumis: “Mirá, yo siempre he tenido la postura de tratar de ser auténtica. Lo he sido en mi vida, no me han cuestionado, no tengo por qué cuestionar, para mí está dentro de la normalidad de un humano, vos sos vos, yo soy yo y no tengo porqué cuestionarte, acá somos todos humanos”.

Sofía Dalva, quien lleva adelante la venta de accesorios para el placer del cuidado sexual y el autoconocimiento: “La experiencia junto a Noviembre Diverso para mí fue una de las mejores; la gente vino de todos lados, me sirvió a mí como persona en muchos aspectos, conocí mucha diversidad, creo que todos, todes, deberíamos concurrir a este tipo de marchas. Me encantó compartir una tarde así con la comunidad, muy hermosa, llena de energía, muy power. No tiene explicación sinceramente lo que viví. Cada feria tiene la participación de gente buena onda, vender es necesario pero apoyarnos entre todos es lo principal. Nos fue muy bien, quizás si no vendíamos en esta edición, nos comprábamos entre nosotros y así también es como se genera una hermosa comunidad».

Lurdes Díaz, artista que compartió lectura de poesías de su propia autoría, de un libro que compaginó en 2020 y presentó el año pasado, explicó que surgió de un compendio de textos tras compañía y contención de talleres y fanzines. Su poesía roza el erotismo, impacta en lo explícito del relato y atrae con su tono de voz suave pero siempre seguro. Agradeció de sentirse parte del contexto de la marcha.

Sura 33, artista que se destaca en la escena del rap y hip hop, atrapó al público con sus letras filosas y sus movimientos atractivos, dejando bien claro que el arte es su forma de militar y acompañar las luchas sociales.

Eclipsex cerró el escenario. Es un cuerpo de danza perteneciente al Galpón Municipal y está dirigido por Flavio Bustos. Cautivaron con su sensualidad, demostrando una perfecta coordinación que no permitía que se le quitaran los ojos de encima.

Fue así como Alta Gracia se llenó de colores por segundo año consecutivo. Personas de todos los géneros y edades acompañaron con alegría, cantos y sobre todo, orgullo de poder visibilizar sus identidades y luchas no sólo para el goce de algunas o algunos, sino para el júbilo de todos.

Documento completo

Bienvenides al festival de cierre de la Marcha del Orgullo 2022.

La segunda “Marcha del Orgullo por la Diversidad en Alta Gracia”, la marcha de quienes transgreden la hegemonía del sistema hetero cis patriarcal.

Estamos acá para visibilizar nuestras luchas, para decirle a la sociedad que existimos y estamos orgulloses de ser quienes somos.

“Noviembre Diverso” es un espacio abierto, disidente y multidisciplinario que busca unificarnos par visibilizar los derechos de la comunidad LGBTIQ+, dejando de lado las diferencias que nos separan y celebrando las diferencias que nos fortalecen.

Surge desde la necesidad de gestionar y difundir la cultura disidente en la ciudad de Alta Gracia, generando instancias de encuentro y participación colectiva y promoviendo el trabajo de artistas locales y diverses.

Hoy nos encontramos en las calles para reconocernos, siendo conscientes de que todavía hay mucha gente que no tiene la posibilidad de estar acá. Sabemos que cuesta salir y visibilizarse dentro de una sociedad conservadora y LGBT odiante.

Pero ante el odio y la discriminación respondemos con orgullo.

Por todo esto creemos que no hay orgullo sin Ley Integral Trans:

El proyecto de Ley Integral Trans es una iniciativa que procura que se garantice la inclusión social y los derechos en igualdad de condiciones para la población trans, teniendo en cuenta las leyes ya conquistadas como la Ley de Identidad de Género y la del Matrimonio Igualitario. Asegurar a las personas trans el ejercicio pleno y en condiciones de igualdad de sus derechos y libertades, promoviendo el respeto de su dignidad, buscando lograr la integración social a nivel cultural, económico – liberal, en el ámbito de la salud y la educación, así como en cualquier ámbito de la vida cotidiana.

No hay orgullo sin Ley antidiscriminatoria nacional:

La Ley garantiza y promueve la plena vigencia del principio de igualdad; previene la discriminación en todas sus formas, a través de la implementación y del desarrollo de políticas públicas inclusivas, y de acciones afirmativas que promuevan la igualdad de oportunidades, y fomenten el respeto a la diversidad y a la dignidad inherente de cada ser humano.

No hay orgullo sin Lenguaje Inclusivo:

Por mucho tiempo sostuvimos un lenguaje machista, sexista y homofóbioco, que ya no estamos dispuestos a sostener. El lenguaje lo construimos entre todes y no vamos a permitir que nadie coarte nuestro derecho a expresarnos libremente.

No hay orgullo sin Acceso a la Salud Integral:

Un sistema de salud aún conservador, biologicista y patologizante de los cuerpos no hegemónicos, sumado a la presencia de trabajadorxs administrativos que no respetan los pronombres o el nombre con el que se percibe una persona, deja afuera a muches que por temor o incomodidad, no se acercan a los centros de salud, tanto a realizarse controles rutinarios, atender alguna dolencia o realizar tratamientos hormonales. La no integridad de la atención, además, debe tener en cuenta las condiciones y el contexto en el que se vive.

No hay orgullo sin Inclusión Laboral Trans Travesti No Binarie:

Exigimos la implementación plena de la Ley Nacional 27636 en todo el territorio nacional. A la vez que exigimos el debate y tratamiento del proyecto de ordenanza de inclusión laboral trans travesti no binarie en la ciudad de Alta Gracia.

No hay orgullo sin respuesta del Estado al odio reiterado:

Una y otra vez se ha repuesto la bandera del mástil, una y otra vez ha sido retirada de su lugar, así como también nos hemos visto amenazades y violentades por los estigmas LGBT odiantes de gran parte de esta ciudad conservadora.

Exigimos a la Municipalidad de Alta Gracia respuestas claras a estos actos de violencia y una reparación urgente para este colectivo. Necesitamos políticas públicas de real inclusión a largo plazo y acciones visibles de concientización y promoción de la no discriminación. Estamos acá para quedarnos, queremos poder salir a la calle sin miedo de ser juzgades y seguir expandiendo la cultura disidente. Ninguno de estos actos harán que nos echemos para atrás. ¡El orgullo sigue intacto!

No hay orgullo sin Educación Sexual Integral:

Que se garantice el derecho a recibir Educación Sexual Integra en todos los establecimientos educativos del país, de gestión estatal y privada, en todos los niveles y modalidades.

No hay orgullo sin Diversidad Funcional y Neurodiversidad:

La discapacidad es la que la sociedad impone sobre nuestros cuerpos y nuestros modos de vincularnos. No generar políticas reales de inclusión y acceso pleno a todos los derechos humanos nos incapacita.

Todes somos diverses tanto física como intelectualmente, es por eso que debemos promover el acceso igualitario a la gestión del placer y el goce, la no discriminación, el aprendizaje de formas de comunicarnos inclusivas, el acceso arquitectónico y urbanístico y la actualización de los pagos de las prestaciones de salud correspondientes.

También el acceso al trabajo, la participación política, mediática y representativa de los colectivos de discas y neurodiverses.

No hay orgullo sin plena implementación de la Ley 27675 Nacional de Respuesta Integral al VIH, hepatitis, virales, ITS y tuberculosis.

No hay orgullo sin Tehuel.

No hay orgullo sin derechos laborales para les trabajadores sexuales.

No hay orgullo sin el activismo gordo.

No hay orgullo sin activismo intersex.

Y no hay orgullo sin infancias libres porque la libertad nos aleja del odio propio, la libertad nos fortalece.

Ante el odio y la discriminación respondemos con orgullo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here